Podología

Podología

La podología es una rama de la medicina que tiene por objeto el estudio, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y alteraciones que afectan el pie.

El podólogo es un especialista calificado, a través de sus años de estudios y su entrenamiento, para el diagnóstico y tratamiento de diversas afecciones del pie y tobillo. Los profesionales podólogos tienen un amplio conocimiento en las ramas de la anatomía humana, fisiología, patofisiología, biomecánica del miembro inferior, radiología, farmacología, medicina general y cirugía.

La podología engloba los siguientes aspectos:

· Promoción de la salud integral.
· Prevención de afecciones y deformidades del pie.
· Dar respuesta mediante técnicas diagnósticas y tratamientos adecuados.

Dentro de la podología existe un amplio campo de acción:
  • Cirugía podológica. Corrección de cambios estructurales anatómicos derivados de alteraciones biomecánicas.
    – Biomecánica de la marcha. Estudio a través de observación, de pruebas clínicas funcionales, y con apoyo complementario de pruebas complementarias así como de plataformas de presión dinámicas, de los patrones de marcha normal y patológica; la distribución dinámica y estática de las presiones que recibe el pie, y cómo esto afecta al resto del cuerpo.
    – Farmacología. El podólogo está habilitado para la prescripción de fármacos al igual que el médico y el odontólogo. solo en países de 1er mundo en México y américa latina no esta facultado solo el medico podiatra tiene esa facultad debido a que estudia medicina y despues especialidad en podiatría
    – Ortopodología. El podólogo, después de una exploración biomecánica completa, puede confeccionar unos soportes plantares o plantillas termoconformadas totalmente personalizadas a medida empleando para ello diversas técnicas y materiales para dar respuesta a las distintas situaciones patomecánicas que se le plantean.
    – Quiropodología. Engloba tanto el tratamiento quirúrgico de una lesión o conjunto de ellas como el tratamiento de afecciones dermatológicas o afecciones de la piel y sus faneras (onicocriptosis, onicomicosis, infecciones superficiales, etc.).
    – Podología preventiva. Permite promulgar unas directrices de uso global y específico, dirigido a cada sector de la población susceptible de parecer alteraciones físicas (sobre todo relacionado con el pie y la quiropodología).
    – Podología pediátrica. Especializada en el pie del niño y sus afecciones más comunes.
    – Podología deportiva. Especializada en el gesto del deportista y en sus afecciones más comunes.
    – Podología geriátrica. Especializada en el pie del anciano.
    – Podología física. Estudia los métodos físicos aplicables a la podología.