Nutrición

Nutrición

El Servicio de Nutrición tiene como misión brindar asistencia alimentaria, adecuada a la patología y al momento biológico en que se encuentran los pacientes, adultos y niños, internados en la institución, haciendo uso eficiente de los recursos y capacidades.

Una adecuada alimentación y un buen estado nutricional son factores importantes para el mantenimiento de la salud y para la curación de una gran diversidad de patologías.  El Servicio de Nutrición forma parte del cuerpo médico basando su intervención en evidencia científica de utilidad para mejorar la evolución y el pronóstico de los pacientes.

 

 

Objetivos generales

  • Definir la dietoterapia adecuada a las patologías.
  • Garantizar la inocuidad de los alimentos elaborados en el Servicio de Alimentación.
  • Identificar en forma precoz la malnutrición asociada a enfermedades, a través de tamizaje nutricional.

• Evaluar cuándo, cómo y en quien iniciar un tratamiento de Soporte Nutricional.

 

La desnutrición asociada a enfermedades es un fenómeno de alta prevalencia en los pacientes hospitalizados. La misma se asocia con mayor morbimortalidad, tiempos y costos de hospitalización.

La tarea del Servicio de Nutrición consiste en realizar una intervención nutricional oportuna, a los fines de disminuir el grado de desnutrición hospitalaria y/o el riesgo asociado con la misma. Es importante documentar en la Historia Clínica el estado nutricional de cada paciente y su evolución respecto de la ingesta.

Es de suma importancia el trabajo interdisciplinar con los distintos servicios y especialidades ya que el estado nutricional es un factor esencial a evaluar en todos los pacientes en las primeras horas de internación.

  • Valoración Nutricional.
  • Educación Alimentaria.
  • Entrega de Plan Alimentario.
  • Seguimiento y control, ajuste de plan alimentario.

La atención abarca todas las etapas biológicas. Sin embargo la población de prevalencia es la adulta y desde el servicio consideramos de vital importancia la derivación a tiempo del adulto mayor ante los primeros signos de la fragilidad.