Flebología

Flebología
Los trastornos venosos superficiales de las piernas y sus manifestaciones en forma de teleangiectasias (arañitas), varicosidades (várices), edema (hinchazón), úlceras y dermatitis pigmentarias (manchas) son una preocupación importante no solo en el aspecto estético sino funcional.

Las várices y las arañitas son una enfermedad de las venas. Estas desempeñan en el organismo el papel de canales conductores de sangre, desde la periferia – las piernas por ejemplo – hasta el corazón. Para lograr su cometido deben luchar contra la fuerza de gravedad, principalmente en posición de pie. Para ello están dotadas de múltiples y delicados mecanismos de compensación (por ejemplo las válvulas). Cuando estos mecanismos fallan se instala la insuficiencia venosa en nuestras piernas y sus principales manifestaciones: arañitas, várices e hinchazón.

Estas fallas son el resultado de una serie de factores causales, algunos controlables y otros no como la herencia. Los otros factores son: actividad que implique estar mucho tiempo parado, obesidad, sedentarismo, deportes de alto impacto (squash, paddle, etc.), sexo femenino, menopausia, vejez, trastornos hormonales.

Toda várice produce una rémora o éxtasis de sangre que tarde o temprano se complica con la aparición de síntomas de dolor, pesadez, calambres, manchas e incluso la ulceración de la piel. Por lo tanto toda vena enferma (várice o arañita) debe ser resuelta. Todo el sistema venoso superficial de nuestras piernas (todas las venas que podemos ver por transparencia de la piel) lleva solo el 10% del volumen de la sangre. El resto viaja por el sistema venoso profundo que en la gran mayoría de las personas siempre está sano aún en lo pacientes con várices. Por lo tanto uno puede eliminar cuanta vena enferma vea en las piernas que siempre la sangre se va a poder drenar de nuestras piernas sin dificultad.

1
Medidas Higiénico-Dietarias: en base al interrogatorio podemos averiguar cuales de los factores predisponentes aqueja a nuestro paciente y darle pautas para mejorarlo (cambio de hábitos, medias de descanso, medicación, etc.).
2
Escleroterapia: consiste en la aplicación dentro de la vena enferma de sustancias que las eliminan. Esto se realiza mediante delicadas y finas agujas. El procedimiento se realiza en sesiones, es ambulatorio, no requiere de anestésicos ni reposo. Está indicada para la eliminación de arañitas y algunas várices.
3
Láser Diodo 980 nm (nanómetros): Este equipo láser fue diseñado para actuar selectivamente sobre pequeñas teleangiectasias (arañitas) superficiales, en rostro y piernas. Es nuevo y moderno equipo laser de origen alemán que logra eliminar teleangiectasias (arañitas) tanto en piernas como en rostro. Las sesiones de tratamiento de teleangiectasias y varices de piernas con combinadas: laser diodo 980 nm FOX + escleroterapia. Dependiendo de profundidad, color y volumen de la teleangiectasia o varicosidad a tratar, el Dr Perez Rivera utilizará más laser o más escleroterapia.
4
Luz Pulsada: esta tecnología multiláser lo que busca es el pigmento que le da color a la sangre (hemoglobina) para generar calor dentro de la vena enferma y de esta forma eliminarla. Está indicada para eliminar algunas arañitas, no para las várices (ver explicación científica en Departamento de Láser/Luz Pulsada).
5
Microcirugía (flebectomía segmentaria): se busca sacar del organismo aquella várice que esta muy dilatada y que no pueda ser tratada con otros procedimientos. Esta intervención se realiza bajo anestesia local, mediante incisiones de 1-2 mm de diámetro, en forma ambulatoria y con un reposo de 24 horas.
6
Safenectomia: las venas safenas interna y externas son las principales venas del sistema venoso superficial. Por lo tanto cuando estas se enferman y no cumplen la función de drenar correctamente la sangre de las piernas provocan que otras venas de menor calibre y que están comunicadas con ellas comiencen también a fallar, generando grandes trastornos venosos. Hay que resolver el problema en forma inmediata. Se debe realizar un correcto diagnóstico mediante un ecodoppler (ecografía de las venas). La intervención se realiza en sanatorio, bajo sedación profunda impartida por medico anestesista y es ambulatoria, requiriendo un reposo de 24-72 horas.